La Voz de Almería

Regreso a ‘Nostromo’, la última aventura de David Lean

Nostromo

David Lean no solo descubrió al mundo que Almería era un extraordinario plató natural para desplegar grandes producciones sino que el sol, el mar y el desierto servían para modelar los paisajes interiores de héroes y antihéroes. Casi tres décadas después de su magistral Lawrence de Arabia, el director quiso regresar a la tierra por la que cabalgaron Peter O’Toole y Omar Sharif para adaptar Nostromo, la novela de Joseph Conrad, y devolver a la pantalla el sentimiento de un cine épico que comenzaba a ser sepultado por montañas de efectos especiales, testosterona y secuelas al portador. Tras años de preparativos, la enfermedad acabó con él en 1991, a los 83 años, sin haber logrado dar el primer golpe de manivela.

Ahora, un documental producido por TCM España en colaboración con The David Lean Foundation reconstruye el accidentado proceso de producción de aquel filme. Se titula Nostromo: el sueño imposible de David Lean y tras estrenarse en la primera edición del Festival TCM, celebrado recientemente en Madrid, se ha incorporado a la parrilla del canal de pago.

La película, dirigida por Pedro González Bermúdez y escrita por él junto a Juan Zavala a partir de una idea de Javier Morales, no solo da fe de las dificultades que Lean -sí, dificultades para quien dirigió Breve encuentro, Doctor Zhivago y El puente sobre el río Kwai– tuvo para poner en marcha el proyecto (las aseguradoras exigían grandes cantidades por la edad del director, casi octogenario cuando se embarcó en la aventura de adaptar un libro quizás inadaptable) sino que muestra el genio que latía tras el genio y sus desencuentros creativos con Christopher Hampton (guionista de Las amistades peligrosas), que trabajó en las primeras versiones de la historia, o con Steven Spielberg, uno de los grandes defensores de su legado y productor del largometraje.

Otra vez en Almería
El documental recoge más de una decena de testimonios. Entre ellos, los del actor Georges Correface (su primera opción para el protagonista, que Lean defendió hasta la extenuación frente a las productoras que exigían una estrella), Sandra Lean (su sexta esposa) y el director artístico español Benjamín Fernández, encargado junto a John Box de buscar localizaciones en Madrid y Almería.

Aunque en un principio se iba a rodar en México, Nostromo se decantó finalmente por la provincia andaluza. Además de resultar más barato, Lean era un enamorado del paisaje del Cabo de Gata, como recuerda Jon Apaolaza, el único periodista español que entrevistó al británico cuando volvió a pisar esta provincia en 1989 para localizar en escenarios naturales.

p34f5
Grabación de la entrevista a Jon Apaolaza en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar.

“En aquella época vivía en Roquetas. Un amigo, compañero de la prensa cinematográfica, me dijo que estaban buscando localizaciones y comencé a llamar a todos los hoteles hasta que di con él en el Gran Hotel. Al principio no querían pero como me presenté con muletas por un accidente de moto y Eddie Fowlie [colaborador y amigo de Lean] también iba escayolado, les caí en gracia”, cuenta Apaolaza, creador y director de la web Noticine.

Tanto su testimonio como el de Richard Torné, periodista británico responsable del ‘Costa Almería News’ y editor de las memorias de Fowlie, aparecen en el documental y se grabaron en los mismos escenarios del Parque Natural sobre los que David Lean soñó en levantar su, finalmente, quimérico Nostromo.



Fotos: Cortesía de TCM España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *