La Voz de Almería

‘Otaku’, aventuras y desventuras en el cercano Oriente

_MG_2866

No hay mejor forma de entender cómo percibe Japón un occidental que la atónita mirada de Bill Murray en Lost in Translation. Un país fascinante, contradictorio y enigmático, que ha encontrado en la cultura del manga y el anime la llave de oro con la que desentrañar -en parte- sus misterios. A través de Mazinger Z, Dragon Ball y Naruto, por ejemplo, tres generaciones han podido perderse en un lejano Oriente, convertido en un territorio de evasión tan cercano y próximo como tu barrio.

Con todo el respeto al género -en el fondo, es una auténtica declaración de amor- pero con grandes dosis de humor, los almerienses José Luis Estévez y Javier Hidalgo dibujan en Otaku, su primer cortometraje al alimón como directores, un chico-conoce-chica nada habitual. Dos mundos separados por un patio de vecinos, dos culturas opuestas que se cruzan gracias a los vientos del azar para embarcar al espectador, durante veinte agilísimos minutos, en un singular viaje de héroe salpicado de complicidades para los auténticos ‘otakus’.

los directores José Luis Estévez y Javier Hidalgo con el actor Javier Ballesteros, Akemi Goto en una imagen del corto y Baldó Urrutia y Yurika Kodama en el rodaje. necesitamos un gato pictures
José Luis Estévez y Javier Hidalgo tras el protagonista, Javier Ballesteros. Foto: Necesitamos Un Gato Pictures.

“No hace falta ser un gran amante del manga y el anime, ya que hay referencias en los diálogos que cualquiera puede pillar. Pero luego hay otras en las que sí hemos querido hilar muy fino para que las disfruten los amantes y conocedores de esta cultura”, detalla Hidalgo. Apuntes que se plasman en pantalla en las divertidas reacciones de los personajes, a lo Chicho Terremoto o Goku, gracias a los recursos de animación realizados por Víctor Miralles.

En la historia, escrita por los realizadores junto a Pol Andreu Sansano, Fran (Javier Ballesteros), un introvertido joven que comparte piso con su primo Carlos (Baldó Urrutia), se ve obligado a hacer algo que nunca habría pensado para recuperar uno de sus dibujos, que va a parar a manos de la persona equivocada: su vecina japonesa (Yurika Kodama).

Baldó Urrutia y Yurika Kodama durante el rodaje.
Baldó Urrutia y Yurika Kodama durante el rodaje. Foto: Necesitamos Un Gato Pictures.

Rodado durante el verano de 2015 y los primeros meses de 2016, Otaku se estrena este sábado 4 de marzo en el Teatro Apolo de Almería. “A las 20.30 horas abriremos las puertas para inaugurar una exposición de lienzos de Manu López con las páginas que hizo para la precuela del corto y otras de sus ilustraciones, como las de la serie Ataraxia”, detalla acerca del prestigioso dibujante onubense. Asimismo, López ha prestado sus lápices a los dibujos que hace el protagonista del cortometraje.

A las 21 horas, Baldó Urrutia presentará Otaku. Y tras la proyección y un encuentro con el equipo técnico y artístico, la fiesta continuará en Super 8, con descuentos para los espectadores.

Ilustración para la precuela del corto realizada por el dibujante Manu López.
Ilustración para la precuela del corto realizada por el dibujante Manu López.

Marina Sánchez, Guille Garabato y Akemi Goto (la japonesa del inmueble de [Rec]), completan el reparto de una producción que se acerca al universo ‘otaku’ (el término con el que se conoce a los seguidores del manga y el anime) con “cariño” y eludiendo la caricatura. “Todo está tratado con mimo y tacto. De hecho, contamos con el asesoramiento del propio Manu López. Y José Luis, Pol y yo hemos sido grandes amantes del manga. Este es el contexto que usamos para mostrar la superación personal del protagonista”, apunta Javier Hidalgo.

Un piso de Almería es el principal escenario de la producción aunque el equipo también se desplazó a Madrid para rodar con croma un desenlace digno de Álex de la Iglesia. Guiños a The Ring, Posesión infernal y (500) días juntos muestran las influencias de los responsables de Otaku, resumidas en el magnífico cartel obra de Jaime Boyero, director de arte del corto: ochentero y ecléctico como un Daruma con peineta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *